Imágenes

  • 4
  • 3
  • 2
  • 1

Barrio Santa Ana

Imprimir


Desde la fundación de la ciudad hacia el poniente, estos terrenos fueron menospreciados, por ser tierras bajas donde se producían embancamientos producto de las lluvias o de las numerosas acequias que corrían cota abajo.

En 1576, en el sector  fueron cedidos unos terrenos para levantar una ermita y una plaza, conocida con el nombre de Tejar, por la faena destinada a la fabricación de tejas musleras que abastecían la construcción del centro de la ciudad. 

Son estos sectores de arrabales, que a mediados de la Colonia,  serían los deslindes desde donde se originarían los guangualíes, lugares populosos donde el mundo mestizo y popular montaría sus rancheríos y ramadas. De ahí que la necesidad de “evangelización” se hizo un imperativo, por lo cual la ermita daría paso a la instalación de la Parroquia Santa Ana y con ella, al nombre de todo el barrio. El actual edificio, de  estilo neoclásico, es de principios del siglo XIX.

Dos arterias importantes son las que encierran este barrio; por un lado San Pablo o Calle del Guangualí –como era conocida durante la Colonia- y la actual calle San Martín, denominada Callejón de las Cenizas. La calle San Pablo iniciaba el camino viejo a Valparaíso y por ahí llegaban las carretas que traían aprovisionamientos a la ciudad, mientras que San Martín fue la vía de las carretas para llegar a la Cañada. En sus entornos se desarrollaría un importante polo comercial  y residencial, lo que favoreció el asentamiento de familias de mercaderes. 

Hoy, en un entorno más bien eclosionado por el boom inmobiliario, el barrio se ha convertido en un sector de marcado carácter residencial, que convive con el comercio detallista y servicios. 

Municipalidad de Santiago
Municipalidad de Santiago

Ilustre Municipalidad de Santiago - Plaza de Armas S/N - Casilla 52-D | Mesa Central 7136602 - santiago@munistgo.cl

Copyright © 2012 Municipalidad de Santiago Todos los derechos reservados