Centro Histórico

Centro Histórico

Imprimir


Corresponde a un barrio de gran valor histórico y patrimonial, ya que allí se comenzó a levantar la ciudad a la usanza española, con el consiguiente establecimiento de las más importantes instituciones políticas, religiosas y culturales del país.

Actualmente, este sector destaca por concentrar la mayor cantidad del patrimonio de la ciudad; la excelente conectividad con el resto del área metropolitana;  una atractiva oferta de comercio alojada en sus galerías, centros comerciales  y paseos peatonales como Ahumada y Huérfanos; además de la intensa actividad que se produce en sus calles, por donde diariamente circula más de un millón de personas que trabaja, estudia, vive o visita Santiago.

El Centro Histórico es el barrio donde se dio origen a la ciudad y, con el paso de los siglos, se ha transformado en el corazón administrativo, político, cultural y financiero de Santiago.

En el siglo XVI, el conquistador español Pedro de Valdivia se estableció en el valle que bañaba el río Mapocho, donde decidió fundar Santiago del Nuevo Extremo el 12 de febrero de 1541. La ciudad comenzó a ser erigida a partir de una empalizada, unos puestos de observación y un improvisado establo.

El diseño de Santiago, así como su trazado tipo damero, definió en su centro la Plaza Mayor, hoy Plaza de Armas, y desde allí se proyectaron las cuadras que albergaron viviendas y los principales edificios, como las Casas de Cabildo, actual Municipalidad de Santiago; la Real Audiencia donde funciona el Museo Histórico Nacional; la Casa de los Gobernadores y Presidentes, actual Correo Central; y el edifico de la Real Aduana que hoy alberga al Museo Chileno de Arte Precolombino. Desde entonces, las manzanas trazadas por el alarife Pedro de Gamboa se han perpetuado como el corazón de la metrópoli.

Luego de que en 1810 la constitución de la República definiera a Santiago como centro de sus funciones políticas y administrativas, la capital experimentó un rápido crecimiento y su núcleo concentró cada vez más los poderes políticos, culturales, religiosos y económicos. 

Desde entonces, fue creciendo y durante esa expansión se dio origen al Barrio Cívico de Santiago, reflejo de la creciente modernización que vivió Chile a principios del siglo XX. 

La creación de este barrio estuvo a cargo del urbanista vienés Kart Heinrich Brunner, durante el Gobierno del Presidente Carlos Ibáñez del Campo, y su diseño respondió a la necesidad de disminuir el creciente desempleo nacional mediante la realización de obras públicas. 

Tiene como punto neurálgico el Palacio de la Moneda, desde donde se pueden recorrer diversos edificios públicos que reafirman la idea de la organización y centralismo de la capital del país.

Durante el siglo XX, el Centro Histórico sufrió el progresivo éxodo de familias hacia otros sectores de la capital, por lo que las viviendas se transformaron en oficinas y  comercios. Ese proceso comenzó a ser revertido durante las últimas décadas del siglo pasado, mediante una política de renovación urbana que generó un auge en la construcción de edificios de departamentos que trajeron a las familias de vuelta al centro de Santiago.

 

Municipalidad de Santiago
Municipalidad de Santiago

Ilustre Municipalidad de Santiago - Plaza de Armas S/N - Casilla 52-D | Mesa Central 7136602 - santiago@munistgo.cl

Copyright © 2012 Municipalidad de Santiago Todos los derechos reservados